¿Qué es amarte?

Amarte es tener claro que tú eres la persona más importante de tu vida y que eso no te hace una persona ni mala ni egocéntrica. Porque cuando tú te abandonas y volcas tu vida en función de otra, te sientes perdida, desconectada y empiezas a buscar en los demás lo que tú no te estás dando a ti misma.

Por eso es que cuando no te das a ti misma lo que necesitas, comienzas a generar relaciones de dependencia.

Porque en el momento en que decidiste (consciente o inconscientemente) poner a otro o a otros por encima de ti, empezaste a crear un vacío en tu interior, al dejar de atender un aspecto o área de ti vida que nadie más va a poder atender o llenar por ti.

Hoy te quiero compartir unas preguntas para que descubras como va tu amor propio:

¿Reconoces tus éxitos y lo mucho que si has logrado hasta este momento en tu vida?

¿Te exiges perfección y cuando te equivocas te tratas con dureza y te reprochas o te tratas con compasión y te permites equivocarte?

¿Crees que siempre tienes o tienes que tener la razón?

¿Sientes la necesidad de que con frecuencia tu pareja o seres queridos te digan o te demuestren que te quieren?

¿Cuánto tiempo te dedicas a diario a ti, a hacer algo que disfrutas y que es por ti y para ti? 

¿Cuándo otra persona opina algo diferente te sientes herid@ o atacad@?

¿A que sientes que le das más importancia en tu vida, a tu opinión o a la de los demás?

¿Cómo es tu dialogo interno, empoderante o un juez implacable? ¿Cómo te sientes al mirarte al espejo?

Recuerda que amarse es:

-Recordar que tú eres la persona más importante de tu vida y que eso no es ser una mala persona.

-Reconocerte única y que como tú no hay dos. Que nadie es más ni menos que tú. Que al final todos solo somos.

-Hablarte a ti misma con amor.

-Ser sincera y honesta contigo misma

-Reconocer y abrazar todo lo bueno y lo no tan bueno que hay en ti.

-Reconocer que equivocarse no es malo, porque a la final no hay error, todo es aprendizaje, y sino no te perdonas a ti primero, difícilmente vas a poder perdonar a los demás. La culpa es una de las emociones que más bloqueos genera a la hora de avanzar.

-Elegir rodearte de personas con quienes te sientes valorada, que te apoyan en tu crecimiento y que te hacen bien.

-Aprender a ser asertiva, esto es, aprender a poner límites sin sentirte una mala persona por ello.

-Ser paciente contigo y con los procesos que estas atravesando. Porque el querer resultados inmediatos o el no saber lidiar con la incertidumbre solo te traerá sufrimiento.

-Vivir desde la gratitud.

-Darte lo que necesitas. Hacerte cargo de ti, de lo que te duele y de hacerte feliz.

Si esto es algo que te gustaría mejorar en tu vida, mi proceso «Expande tu Amor Propio y Conviértete en la Protagonista de tu vida», es para ti. Allí te acompañare de manera personalizada a expandir tu amor propio y merecimiento para que puedas tener relaciones sanas, conscientes y como te mereces.

Artículos recomendados